Juegos de Tablero

Novedades

Transporte
¡Precio rebajado! Russian Railroads (edicion en castellano) Ver más grande

Russian Railroads (edicion en castellano)

Russian Railroads es un juego de colocación de trabajadores que nos llevará a la construcción del Transiberiano, donde tendremos que competir en una carrera por colocar raíles, mejorar nuestra industria, conseguir locomotoras y contratar los mejores ingenieros.

Más detalles

50,00 €

44,00 €

Disponibilidad: EN STOCK

    Russian Railroads es un juego de colocación de trabajadores con un enorme factor de optimización de acciones, donde la lucha por usar la acción más beneficiosa de las disponibles antes de que otro jugador la ocupe es constante. 

     

     

    Russian Railroads destaca notablemente, con profusión de elementos de buena calidad y muy bien ilustrados. El diseño gráfico del juego es muy atractivo a la vista, con multitud de detalles por todos los tableros.  

     

     

    Entre las acciones disponibles, un grupo importante es el de aquellas que les permiten a los jugadores avanzar sus raíles por las diferentes vías de su tablero personal. Cada tablero tiene tres líneas ferroviarias: el transiberiano, Moscú-Kiev y Moscú-San Petersburgo. Al comenzar la partida los jugadores tienen un raíl negro en cada línea. Hay raíles de diferentes colores: negro, gris, marrón, marrón claro y blanco. Los raíles deben entrar en orden en cada línea, y no pueden adelantar al del color anterior. Es decir, el raíl gris debe entrar una vez el negro haya avanzado dejándole sitio libre, y no podrá adelantarlo nunca. El raíl marrón entrará tras el gris, y no podrá adelantar a este, y así sucesivamente. El último en entrar es el blanco, que además es el que otorga más puntos de victoria a los jugadores. 

     

    Avanzar los raíles es una parte imprescindible del juego, ya que tan solo por ir avanzando se conseguirán diferentes ventajas, además de dejar sitio libre para que entren en las líneas raíles de los colores siguientes. Por llegar a diferentes alturas de cada línea se conseguirán ciertas bonificaciones, como pueden ser nuevos raíles de otro color, losetas de bonus, puntos de victoria o trabajadores adicionales. 

     

    Otro grupo de acciones tiene que ver con la industria, haciendo que los jugadores incorporen fábricas a sus tableros y avancen su peón de industrialización por el track. Al avanzar este peón se conseguirá disfrutar de las ventajas que ofrecen las fábricas, además de ir ganando puntos de victoria. 

     

    Hay aún otro grupo de acciones: las auxiliares, con efectos diversos, como la obtención de dos trabajadores extra para la ronda actual, la recaudación de dinero, que se usa como comodín para sustituir a los trabajadores, o la obtención de unas losetas rotuladas con un "X2", que duplican los puntos de victoria otorgados por los raíles de la línea del Transiberiano. 

     

    Al finalizar cada una de las siete rondas tiene lugar una fase de puntuación en la que se ganarán puntos según la posición alcanzada por los raíles de los jugadores en cada línea. Pero para ello solo se tendrán en cuenta los raíles a los que lleguen las locomotoras que se hayan puesto ante la línea. Si ante la línea Moscú-Kiev hay una locomotora con un número 4, solo se puntuarán los cuatro primeros espacios de esta. Los raíles que dan más puntos son los últimos en entrar en juego. Así, los negros, que empiezan la partida ya en los tableros de los jugadores, no otorgan ningún punto, mientras que los blancos dan siete puntos por casilla avanzada. En el Transiberiano, además, se puede modificar la puntuación mediante la colocación de losetas de "X2". También se puntuará según la posición alcanzada en el track de industria. Esta puntuación es tremendamente variable a lo largo de la partida, aumentando exponencialmente de ronda a ronda. No es raro que un mismo jugador gane cuatro puntos al fin de la primera y más de cien al final de la séptima. 

     

    El objetivo de la partida es, pues, optimizar tus acciones para conseguir la mayor cantidad posible de puntos. Es necesario avanzar raíles, tanto para desbloquear otros raíles que den más puntos como para conseguir otras bonificaciones. Hay que conseguir locomotoras e industrias, hay que contratar ingenieros para tener acciones en exclusiva, y es aconsejable también avanzar en el track de industrialización. Al principio de la partida parece que es imposible avanzar, que los raíles y el peón de industria no se van a mover, pero poco a poco se va avanzando. El crecimiento de los jugadores en el juego es exponencial. Cada acción que se completa, cada punto al que se llega, posibilita realizar acciones más potentes en las siguientes rondas. También existe la posibilidad de combinar las diferentes acciones de los ingenieros y las fábricas para mejorar tus opciones. La lucha por determinadas acciones es feroz, y conseguir colocarse en la acción que te convierte en el primer jugador de la siguiente ronda es una necesidad vital en este juego. Lo mejor del juego es la gran cantidad de maneras diferentes que hay de ganar puntos y luchar por la victoria. No hay un minuto de respiro, la tensión es constante, ya que cada vez que un jugador usa una acción deja sus meeples encima dejándola bloqueada para los demás. 

    Fuente: http://veomeeples.blogspot.com.es

     


    Número de jugadores: De 2 a 4 jugadores
    Duración aproximada del juego: 120 minutos
    Edad mínima recomendada: 12 años
    Tipo: Juego de tablero
    Género: Estrategia
    Idioma: Español
    Marca: Devir