Juegos para Niños

Novedades

Nuestos amigos ludicos

¡Precio rebajado! Sticky Chameleons - juego de mesa para niños Ver más grande

Sticky Chameleons

Sticky Chameleons es un juego de mesa en el que te verás convertido en un pequeño y hambriento camaleón. Tendrás que competir con el resto de tu familia camaleona, con tanta o más hambre que tú, en un juego de habilidad y puntería para ver quien es el primero en llenar el buche. ¿Serás el más rápido a la hora de echarle la lengua al insecto más sabroso que se cruce en vuestro camino?

Más detalles

15,95 €

14,35 €

Disponibilidad: EN STOCK

Al comprar este producto puede obtener hasta 1 redondete . Su carrito de la compra totalizará 1 redondete que se puede convertir en un cupón de descuento de 0,20 € .


    Sticky Chameleons es un juego de mesa en el que te verás convertido en un pequeño y hambriento camaleón. Tendrás que competir con el resto de tu familia camaleona, con tanta o más hambre que tú, en un juego de habilidad y puntería para ver quien es el primero en llenar el buche. ¿Serás el más rápido a la hora de echarle la lengua al insecto más sabroso que se cruce en vuestro camino?

     

    En Sticky Chameleons, cada participante dispone de una lengua pegajosa que tendrá que utilizar a modo de latiguillo para ir recogiendo los insectos más sabrosos de la mesa, a la vez que esquiva a las peligrosas avispas. ¡Como si de un camaleón de verdad se tratara!

    Al inicio de la partida, se colocan al azar sobre la mesa las 30 fichas de insecto que incluye el juego, y también las de la avispas. Durante el transcurso del juego, tendrás que intentar ser el más rápido a la hora de comer para alzarte con la victoria. El primero jugador en obtener 5 fichas de apetito será el ganador.

    Para conseguir estas fichas de apetito, tendrás que coger con tu lengua pegajosa los insectos adecuados. La partida se divide en rondas que se juegan de forma consecutiva hasta que un jugador vence.

    En cada ronda, hay dos fases:

    Fase de observar. El jugador que tenga los dados los lanza sobre la mesa. El dado de insectos muestra el tipo de insecto que hay que atrapar y el dado de colores muestra el color de ese insecto. Ese insecto se considera el más apetecible.

    Fase de comer. Todos a la vez, tenéis que usar las lenguas para atrapar el insecto más apetecible. Si lo logras, lo retiras de la lengua con la otra mano, lo dejas de nuevo sobre la mesa y tomas una ficha de apetito… Y en cuanto lo haces termina la ronda en curso. Pero cuidado… ¡no puedes tocar el resto de insectos o avispas, aunque se queden pegados a tu lengua! ¡Y tampoco puedes sujetar la lengua con la otra mano! ¡Y mientras, el resto de jugadores pueden intentar robarte el insecto con sus propias lenguas!

    ¿A que parece divertido? ¡Pues lo es aún más!

    Si atrapas sin querer una avispa… ¡te picará! Si hay una avispa en tu lengua cuando vayas a retirar el insecto más apetecible, no obtendrás ninguna ficha de apetito. Incluso si la avispa se cae después de despegar el insecto pero antes de devolverlo a la mesa.

    Y no te preocupes por las lenguas: se pueden lavar y reutilizar.

    Número de jugadores: De 2 a 6 jugadores
    Duración aproximada del juego: 15 Minutos
    Edad mínima recomendada: 6 años
    Tipo: Juego para niños
    Género: Familiar
    Idioma: Español
    Marca: TCG Factory

2 Valoración(es)

Valoración 
22/06/2021

Lenguas al aire

Pero cómo molan las lenguas estas. Eso sí, van a estar más tiempo en la cara del otro jugador que en la mesa jajajaaja. Recomendable usar con mascarilla y mantener la distancia de seguridad para que no te arreen un lengüetazo. Venga, ya en serio, en un juego muy frenético, party, divertido y la mar de simpaticón. Pero oye, que te lo puedes tomar en serio e intentar volcar toda tu puntería y habilidad al lanzamiento.

Valoración 
19/06/2021

Risas aseguradas, y lenguas voladoras

Esta muy chuli, eso de lanzar las lenguas como si fueran esas antiguas “manos locas” . La verdad es que poco se puede decir del juego, tiene dos reglas, y a lanzar la lengua que es lo que mola. Divertido, y mu loco, para jugar en cualquier sitio y reírte un rato. Eso sí, menos mal que las lenguas se pueden lavar y luego siguen pegando porque las vas a ir lanzando a cualquier parte (dícese la cara de los contrarios) tanto o más que a los bichos que tienes que pillar jejeje

¡Escriba su opinión!

Escribe tu opinión