Juegos para Niños

Novedades

¡Precio rebajado! El Ultimo Dulce juego de mesa Ver más grande

El Ultimo Dulce

El último dulce es el último juego de Friedemann Friese en el que lucharemos ¡literalmente! por nuestros dulces favoritos e intentaremos robárselos a los demás. El último dulce es un juego rápido, divertido y... ¡apetitoso!

Más detalles

24,95 €

21,21 €

Disponibilidad: EN STOCK

Al comprar este producto puede obtener hasta 2 redondetes . Su carrito de la compra totalizará 2 redondetes que se puede convertir en un cupón de descuento de 0,40 € .


    ¿Con la comida no se juega? ¡Ahora sí!

     

    El último dulce es un juego para decidir quién se queda con las chucherías y aperitivos que normalmente rondan por las mesas de juego.

    El último dulce es el último juego de Friedemann Friese. En el último dulce lucharemos ¡literalmente! por la comida. Los jugadores intentarán conseguir sus caramelos favoritos para comérselos. Con una mecánica de coger y robar, el último dulce se convierte en un juego rápido para pasar un buen rato y ponerse hasta arriba de caramelos.

    El juego viene con 5 platos, cada uno de ellos se usa para poner un tipo de dulce. Cada jugador coge un grupo de fichas de sus dulces favoritos y un separador que determina su zona de juego y su “zona de seguridad”. Se cogen cinco fichas de valor y se colocan delante de cada plato (esto determina los puntos que vale cada caramelo) Luego los jugadores colocan boca abajo uno de sus marcadores de favoritos delante de cada plato (lo que modificará el valor de los caramelos) y comienza la partida.

    El primer jugador coge un caramelo y lo coloca en su “zona de juego”, los siguientes jugadores tienen que coger un caramelo más, o menos, que el jugador anterior. Sin embargo, un jugador puede coger los caramelos de la “zona de juego” de los jugadores con más de un caramelo en dicha zona. En ese caso, el jugador robado elige un caramelo y lo coloca en su “Zona de seguridad” evitando que pueda robarse.  Cuando se acaban los caramelos de los platos, los jugadores empiezan a mover sus caramelos a la “zona de seguridad”, pero si no tienen caramelos en su “Zona de juego” podrán robar a sus rivales y guardar automáticamente su botín. Cuando todos los dulces están a salvo, se cuenta el valor de los caramelos, cada jugador elige uno, se lo come y devuelven el resto a los platos. Comienza entonces otra nueva ronda con los marcadores de puntuación restantes. El ganador será aquel jugador que consiga la mayor puntuación sumando las dos rondas.

    El último dulce es un juego rápido, divertido y... ¡apetitoso!

     

     

    Número de jugadores: De 2 a 5 jugadores
    Duración aproximada del juego: 30 minutos
    Edad mínima recomendada: 8 años
    Tipo: Juego de tablero
    Género: Familiar
    Idioma: Español
    Marca: Edge Entertainment

Escribe tu opinión